ACCESO INMEDIATO
Home Equipo ¿Dudas? Clases gratis Empresas Blog Testimonios Acceder al programa Login

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL ¿Presente y futuro en la nueva era?

Uncategorized

Conclusiones del Webinar organizado por LEAD Sostenibilidad

Cambios de contexto que parecen vislumbrar una nueva era

Vivimos en un momento de grandes cambios abordando enormes desafíos: medioambientales, sociales, financieros, éticos y de seguridad humana.

Sin duda la pandemia es uno de los factores añadidos que está incidiendo en la extensión de una mayor conciencia de nuestra vulnerabilidad, de que la salud del planeta es nuestra salud.

En este sentido, también en el ámbito empresarial, se percibe una mayor convicción sobre la necesidad de aumentar la implicación en hacer frente a los desafíos.

Adicionalmente, existen varios drivers o impulsores que están empujando a las empresas en esta dirección: Por un lado, la sociedad es más consciente y exigente, buscando hacer cómplice a la empresa en la resolución de los problemas globales. También hay un contexto que obliga a ello, como la mayor ambición climática de muchos países y las políticas públicas y cambios regulatorios asociados. Los inversores, por su parte, están más preocupados por los riesgos medioambientales y sociales y desarrollan activismo condicionando la financiación a la mejora del desempeño socioambiental en las empresas en las que invierten. Por otro lado, hay un contexto que promueve esa mayor implicación de la empresa a través de incentivos públicos y económicos, un talento joven más interesado por empresas con un propósito social más claro e integrado y por un mercado relacionado con la sostenibilidad en plena expansión..

La confianza, el nuevo paradigma empresarial

En este contexto de grandes desafíos, y de una demanda más clara de la sociedad por una mayor implicación de la empresa, la generación de confianza por parte de la empresa se ha convertido en el nuevo paradigma empresarial. Parece que hay consenso en afirmar que sólo las empresas que sean capaces de generar esa confianza en la sociedad tendrán futuro.

Y para ganarse esa confianza hay dos aspectos clave que conforman el rol renovado que la RSE puede jugar en el futuro. El primero de ellos, quizás en el que se ha centrado más tradicionalmente la RSE, consiste en generar valor en la sociedad, ahora alineando más el modelo de negocio con los objetivos de desarrollo sostenible. El segundo, se refiere a la transversalización o integración de la sostenibilidad en el modelo de negocio, en toda la cadena de valor de la compañía, para gestionar adecuadamente los impactos sociales y medioambientales de la actividad empresarial.

La integración de la sostenibilidad

La integración de la sostenibilidad es, por tanto, uno de los retos más relevantes de la RSE en esta nueva era. Pero esta integración se encuentra con algunas barreras y obstáculos que hay que superar. El primero es un mayor compromiso de la dirección, el cual está cambiando de forma positiva en los últimos tiempos, dado que el business case de la sostenibilidad, es decir, el interés en términos de negocio o rentabilidad, es cada vez más evidente. Por otro lado, hay retos por superar como la cultura de silos en las empresas, la creencia de que con parecer sostenibles es suficiente o el riesgo de simplificar mucho un proceso que no está exento de complejidad ya que entraña una verdadera transformación empresarial; por último un reto fundamental es la debida formación en sostenibilidad de profesionales y directivos en todos los ámbitos del modelo de negocio, de manera que todos los equipos hagan suyo el propósito y la estrategia de sostenibilidad de la empresa, remando en el mismo sentido, gestionando los impactos de manera óptima y multiplicando el valor que genera la sostenibilidad para el negocio y para generar asimismo valor y confianza en el conjunto de la sociedad.

El futuro de la RSE

En esta línea, la RSE está llamada a ser impulsora de estos procesos internos, así como seguir promoviendo la generación de valor para la sociedad, contribuyendo a alinear en mayor medida al negocio con los objetivos de desarrollo sostenible.

La RSE del futuro debería estar asociada a la alta dirección ya que la integración de la sostenibilidad implica una importante transformación del modelo de negocio. Asimismo, debe contribuir a la definición e implementación del propósito social empresarial, asegurar la coherencia de la actividad con ese propósito reforzando la autenticidad y credibilidad de la compañía, aportar orientación y conocimiento para la integración de la sostenibilidad en cada una de las áreas de la empresa, medir los impactos, promover la formación interna y abrirse a la colaboración con otros agentes.

Estamos en lo que parece un verdadero cambio de era en el que el papel de la RSE se va a desarrollar en un contexto más desafiante pero que implica un rol renovado y más relevante de actuación en una doble dimensión: externa, aportando más valor a la sociedad, dando mejor respuesta a los grupos de interés y siendo más abiertos a la colaboración con otros; e interna, integrando la sostenibilidad en todas las áreas de la empresa y asegurando unos impactos sociales y medioambientales positivos.

Haciéndolo así, las empresas, en este nuevo contexto, aumentarán sus posibilidades de conseguir sus objetivos en un camino de oportunidad y satisfacción corporativa y personal.

¿Quieres aprender más sobre Sostenibilidad?
Apúntate al programa más potente en sostenibilidad corporativa.


Ver más
Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.